jueves, 22 de febrero de 2018

MISIÓN IMPOSIBLE - Justicia y Dignidad al Jubilado


El día 21 de febrero de 2014 el editorial del diario La Nación, se expedía sobre el mal trato del gobierno a los jubilados, bajo el insólito título "Sadismo del Gobierno con los Jubilados". Los términos fueron tan duros como  nunca se habían expresado en el periodismo y los argumentos allí expuestos constituyeron un eficiente y valioso resumen de las cartas de lectores, incluso la del suscripto, publicadas en ese diario con el propósito de que la sociedad tomara conocimiento de una cruda realidad ignorada hasta el momento.
Confiábamos en la influencia de esa publicación en el gobierno, pero lamentablemente no tuvo ningún resultado, Ya pasaron exactamente cuatro años y venimos a denunciar que la situación no sólo se mantuvo en los mismos términos, sino que ha empeorado significativamente.
Hacemos nuestros algunos párrafos del editorial, que reproducimos como una rigurosa actualización que señala la perversidad y el sadismo del gobierno actual, que hemos venido destacando en artículos recientes bajo los títulos: ¿Otra vez los Jubilados?. El Premio Guinness y Defensa del Jubilado.
Quiero aclarar que varios de los conceptos vertidos en dicha publicación, figuraban en las cartas que enviara al citado periódico

"La deuda del kirchnerismo con el sistema jubilatorio y sus beneficiarios va mucho más de lo económico. Ese sistema ha sido víctima de un saqueo con finalidades proselitistas que sirvió al Gobierno para apropiarse, por ejemplo, de fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) para administrar la entrega de netbooks del plan Conectar Igualdad o para dedicarlos a emprendimientos de Enarsa, en vez de emplearlos para cumplir la siempre postergada vigencia del 82% móvil exigido por la Corte Suprema de Justicia en varios fallos.
Desviar los fondos jubilatorios de su destino legítimo equivale a una estafa y a poner en muy serio riesgo los haberes de los futuros beneficiarios.
Otro riesgo para el sistema radica en la descuidada moratoria que permitió jubilarse a 2,3 millones de personas que no habían efectuado aportes y que no discriminó entre necesitados y no necesitados. Ese desmanejo se completó con las crueles demoras en las que incurrió Anses en los últimos años para pagar las sentencias en favor de jubilados que habían clamado por un reajuste de sus haberes.
El organismo liquidaba anualmente  con una actitud que parecía estar especulando con que se produjera la muerte de los jubilados que habían sido beneficiados por la Justicia.
Es de una crueldad singular haber obligado a quienes han trabajado y aportado a lo largo de su vida activa a tener que iniciar demandas ante la Justicia para que les reconozcan sus legítimos haberes, con todo lo que una demanda significa en cuanto a tiempo y honorarios de abogados. Recordemos que pueden transcurrir años hasta la sentencia y más años aún hasta la sentencia de la Cámara tras la  apelación.
En efecto, el tiempo transcurrido entre el inicio de las demandas y el efectivo pago resarcitorio se puede medir en una década o más y, como hemos dicho, siendo los reclamantes personas de edad avanzada muchos de ellos no alcanzan a ver cumplido su anhelo de justicia.
En lo que hace al mediano y largo plazo, el presidente de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy. ha afirmado con razón que, con lapráctica del Tesoso de extraer recursos de la Anses para financiar otros gastos del Gobierno. el Fondo de Garanrís de Sustentabilidad del sistema previsional "ha pasado a transformarse en un depósito de deuda pública, donde se dejan papeles de menor o nula rentabilidad y se retiran fondos de recaudación que son haberes propios de los jubilados". 
Como puede apreciarse. el Gobierno está en deuda con los jubilados y pensionados de hoy y del futuro., pero el castigo que les sigue infligiendo trasciende lo económico y roza lo patológico, Se trata, lisa y llanamente, de sadismo", 

Estos párrafos de un editorial publicado en plena época kirchnerista son de un crudeza inusual, a la que no estamos acostumbrados, y revela un estudio y análisis profundo e imparcial que, después de cuatro años de su emisión, conserva una tremenda vigencia, aplicable, en todos sus términos, a la perversa política aplicada por el actual Gobierno.
Fíjense que sólo el título conforma una grave acusación al tratamiento llevado por el Gobierno a sus ciudadanos: "Sadismo del Gobierno con los Jubilados", y la especulación de Anses con la muerte de los jubilados para no pagar sus sentencias tiene características de un hecho premeditado de tipificación delictual.
Cuando decimos que la situación ha empeorado significativamente, nos referimos a que las sentencias que no se pagaban durante el anterior gobierno. tampoco lo son en el actual, a pesar de haber transcurrido más de dos años de gobierno, con lo que la espera se acrecienta hacia más de veinte años de deuda morosa.
También nos referimos a la reciente Reforma Previsional que consistió en un parche que rebaja los haberes mediante una nueva forma de cálculo, con el consiguiente apoderamiento "legal" de $1.000 millones extraídos de la caja de Anses, organismo muy complacido de subvencionar el déficit fiscal con el dinero de los jubilados, y con la yapa de un préstamo por doce meses al Gobierno en la suma de 980.000 millones d pesos.
La especulación con la muerte de los jubilados se va cumpliendo con rigurosa necrología. ¿Cuántos de nuestros descartados viejos pueden esperar 20 años?
Cualquier persona, desprovista de su sano juicio, puede pensar o imaginarse que, críticas de esta naturaleza, dirigidas a las autoridades del nuevo gobierno, tienen por objeto una oposición destructiva para volver a la década infame de la corrupción. Los que estamos difundiendo estos garrafales errores del Gobierno. con auténtica y rigurosa autenticidad, somos los que lo hemos votado y lo continuamos apoyando en la muy difícil tarea de cambiar al país, y precisamente esta acción está destinada a ese fin.
Apelamos a la justicia y al humano y digno tratamiento de nuestros jubilados. Esa es la misión que hemos asumido y que con el tiempo la vamos cumpliendo religiosamente.








lunes, 19 de febrero de 2018

DEFENSA DEL JUBILADO


Envalentonada por la ley de Reforma Previsional, aprobada el año pasado, y por su actitud de mecenas  cediendo 197 mil millones de pesos, al gobierno, Anses sigue a la pesca de incautos a quienes se les prorroga hasta el 30 de junio la posibilidad de acceder a la extorsión de la ley de Reparación Histórica, la más nefasta e inmoral promulgada en materia previsional por el gobierno actual.
La impunidad de este corrupto organismo llega al extremo de que se sirve de leyes “extorsivas” para expoliar a los jubilados. Y lo hace públicamente, sin miramientos, diciéndoles que acepten una reducción a los correctos reclamos de haberes y se comprometan a no accionar con juicios en contra del gobierno.
La periodista Silvia Stang y otros más se suman ingenuamente, quiero creer, a la publicidad de una estafa legalizada, pero ninguno se atreve a criticarla por ilegítima y anticonstitucional. 

Continuaré hasta el fin de mis días la lucha contra la flagrante injusticia que se comete, en todos los niveles inimaginables, contra los millones de jubilados que son ignorados, extorsionados, estafados desde hace muchos años, en el lapso del poco tiempo que les queda de vida, cuando más necesitan de la paz, la tranquilidad económica, la asistencia médica, el cariño y el respeto de sus semejantes. Se lo ganaron trabajando y aportando, como un seguro de vida, que les garanticen una justan retribución hasta el final de su existencia. 
Es un derecho, no una graciosa subvención y mucho menos una limosna. ¿Lo entenderá alguna vez la sociedad que goza la gran mayoría de sus beneficios gracias a los que ahora descartan como inservibles?
Mi carta publicada en el diario Clarin el 20 de enero próximo pasado tuvo como propósito demostrar la verdad de mis publicaciones acerca de las sistemáticas mentiras en las declaraciones oficiales, exponiendo como testimonio mi caso personal del incumplimiento de una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de fecha 15 de julio de 1997, uno de los miles de antecedentes que se conocen y que convierten vergonzosamente al Estado en deudor moroso de sus propios habitantes; probablemente caso único entre todos los países civilizados del mundo. Veinte años que no se paga una sentencia firme de un tribunal superior.
Nos encontramos ahora con un explícito reconocimiento a lo expresado en mi carta, que constituye una mancha patética que difícilmente el gobierno podrá lavar, en honor a su proclamada transparencia.
La Asociación de Jubilados Aportantes nos informa que el secretario Legal y Técnico de Anses, Santiago Estivariz, relativizó la posibilidad  de que la nueva fórmula de movilidad previsional, que se estrena en marzo, desate una nueva ola de juicios. 
Dijo textualmente: "Está dispuesta por una ley del Congreso que modificó otra ley. No vemos riesgo serio. La litigiosidad que estamos resolviendo se debe a la decisión deliberada del Estado de no hacer la actualización. pese a tener los pasos judiciales que exigían llevarlo  a cabo."
Quedamos absortos ante ese natural consentimiento de una ilegalidad manifiesta. realizada nada menos que por el gobierno nacional. Es desconcertante leer la "decisión deliberada" del Estado en no cumplir con los pasos judiciales establecidos.
Lo que no alcanzamos a entender es la litigiosidad que están resolviendo, pues litigio es una discusión legal frente a un órgano judicial y litigiosidad sería una suerte de estadística de juicios por fuero civil, comercial, penal, laboral y prevision social. 
Las estadísticas del fuero de la Seguridad Social indican que ingresan en los juzgados de primera instancia 10.000 nuevas causas por mes y el 80 por ciento de ellas son por pedidos de reajustes jubilatorios, similares a los que la Corte Suprema ya avaló anteriormente. El daño contingente desde el punto de vista económico que genera esta litigiosidad que el propio Estado está estimulando es enorme y debe terminar inmediatamente, afirmó Luis Herrero, juez de la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social.
De acuerdo a lo expresado, ¿Qué litigiosidad puede haber en la cita del funcionario de Anses? pues ya hay casos cerrados con sentencia firme por un lado, y la desobediencia deliberada del gobierno en no cumplirla, por el otro.
Todo se reduce a la prepotencia del gobierno que desobedece abiertamente las leyes y la justicia frente a grupos de seres indefensos que son avasallados sin miramientos y hasta podría agregarse, con perversidad.
En el reportaje que termino de presenciar en TN del periodista Morales Solá  al reconocido fiscal general Germán Moldes, éste sostuvo que el respeto a las instituciones y a un gobierno democrático se basa en la obediencia irrestricta a las leyes y a la justicia, graficándolo con este ejemplo: Si un grupo o persona no está de acuerdo con la política económica del gobierno, tiene los recursos legales para entablar un juicio, apelar, impugnar, hasta llegar al tribunal superior que, si lo rechaza, el caso no se resuelve tomando la plaza.
Es una similitud con lo que venimos tratando, donde el gobierno se defiende, en juicio, de la exigencia del jubilado que está disconforme con el cálculo de sus haberes y pide su reajuste. El gobierno apela la sentencia favorable que en primera instancia se le otorga al litigante, impugnando, obstaculizando los trámites, dado que su único objetivo es no pagar, pues conoce de antemano que todos los jubilados tienen razón, al punto tal que tiene fijada  en los presupuestos anuales una suma millonaria prevista para el pago de las sentencias. Pierde finalmente, en la Corte Suprema. ¿Y qué hace?, toma la plaza, es decir no paga la sentencia.
Es éste un claro ejemplo del comportamiento de un gobierno que desobedece las leyes y la justicia, castigando a un vasto sector del país, el más necesitado, para conjugar el déficit nacional, a su costa.
Reitero a los lectores, contactos y grupos que leen estas líneas, mi molesta insistencia en que difundan por todos los medios sociales, estas calamidades con sello oficial que, desgraciadamente, nuestro periodismo ignora por completo.







domingo, 18 de febrero de 2018

EL CONCEPTO DE UN DIGNO FISCAL


El 22 de octubre de 2016 en el blog "La justicia podrá redimir al país" publiqué:
"Hace varios años que vengo leyendo en la prensa publicaciones del Fiscal del Ministerio Público Marcelo Carlos Romero. Hoy aparece en Infobae otro artículo del mismo, referido a la independencia de los fiscales. Admiro su capacidad de síntesis en temas complejos como los casos expuestos en una carta que tituló “Perseguidos… y otra “Perdón Zaffaroni “ donde rebate la teoría garantista de un militante kirchnerista que llegó a ocupar un sillón en la Corte Suprema de Justicia, prestándose al mandato de la ex presidente que lo manejó como un verdadero títere.
La crítica a los miserables lacayos del poder la realizó durante el mandato de los Kirchner y no se amedrentó por la persecución de que fue objeto, a pesar de que fue reiteradamente sumariado por la Procuración General por la pública expresión de sus ideas a través de la prensa.
Si el Poder Judicial diera cabida a magistrados de esta índole moral y jurídica, ajenos a toda política, idóneos en la función de sus cargos, no habría por qué buscar una “reforma” de las instituciones..El solo respeto al imperio de la Constitución y las leyes es la garantía de un confiable Poder Judicial. Es decir, basta idoneidad, capacidad, moral y decidida voluntad para cumplir con el cambio prometido.
 El 7 de noviembre de 2016 publiqué otro artículo bajo el título "Al Cesar lo que es de César"; decía:
"Hace pocas horas condené las palabras del marxista Fernando Esteche, "Si a un juez se le ocurriera detener a Cristina, podría aparecer muerto" y agregaba, ¿no hay fiscales en la justicia que lo denuncien?
Acaba por ser denunciado por el fical Marcelo Carlos Romero, que transmitió sus fundamentos por el canal de televisión TN, el mismo magistrado que fue objeto de mi nota blogspot titulada "La justicia podrá redimir al país", y decíamos: "Si el Poder Judicial diera cabida a magistrados de esta índole moral y jurídica´ajenos a toda política, idóneos en la función de sus cargos. no habría por qué buscar una "reforma" de las instituciones. El solo respeto al imperio de la Constitución y las leyes es la garantía de un confiable Poder Judicial. Es decir, basta idoneidad, capacidad, moral, y decidida voluntad para cumplir con el cambio prometido. Lo ratifico".
 Hoy leemos la siguiente noticia que confirma mis comentarios:
"El fiscal bonaerense Marcelo Carlos Romero presentó hoy una denuncia penal contra el jefe del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, por los delitos de apología del crimen y de incitación a la violencia colectiva, debido a las amenazas de anteayer del dirigente piquetero acerca de que la semana próxima iban a cortar las rutas de la provincia de Buenos Aires.
El fiscal Romero, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nª6 del Departamento Judicial de La Plata señaló en su presentación que el delito de apología del crimen, previsto en el artículo 213 del Código Penal establece penas de un mes a un año de prisión.
En tanto, el delito de incitación a la violencia colectiva, normado en el artículo 212 del Código Penal fija una pena de tres a seis años de prisión "al que públicamente incitare a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, por la sola incitación".
El fiscal Romero cumple con su deber de magistrado, no merece premio ni medallas, pero sí el reconocimiento de la ciudadanía que ve en él la justicia que espera desde hace muy largos años."

Otro jalón más para el digno Fiscal por su artículo publicado hoy 18 de febrero sobre el prostibulario Eugenio Zaffaroni, que reproducimos más abajo:

ZAFFARONI, DE JUEZ A AGITADOR
Marcelo Carlos Romero

El ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina, y actual magistrado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos lo hizo de nuevo. El gurú del penalismo argentino no puede permanecer callado. No soporta estar ausente de la vidriera política cotidiana; él, como sea y donde sea, habla, habla y habla
.No importa que con sus expresiones públicas adelante opinión sobre eventuales puntos a decidir en una controversia en la que le toque actuar como juez internacional y que sea motivo de recusación con causa.
Cuando ocupaba su sillón de juez supremo de la República Argentina, emitía permanentemente opiniones sobre política criminal en general y sobre casos judiciales en particular. También es cierto que nunca nadie se atrevió a recusarlo por estos motivos.
Ahora, ha optado por convertirse o, mejor dicho, reconocerse como un militante kirchnerista que opina y asesora desde lo alto del Olimpo de un tribunal supranacional.
Como buen gurú, opina de todo: del actual presidente argentino; de las medidas económicas del Gobierno; de la alternancia política que, según él, es la suplantación del sistema republicano; del caos institucional; de la policía; de las fuerzas de seguridad; de las Fuerzas Armadas; de la detención de Milagro Sala; de la imputación a Cristina Fernández de Kirchner, con abominables faltas de respeto a la memoria del asesinado fiscal federal Alberto Nisman incluidas, etcétera.
Ahora, pretende que el Gobierno de Mauricio Macri "se vaya cuanto antes", en clara actitud antirrepublicana y, por qué no, golpista. Aunque sus adláteres aleguen extracciones de contexto de sus palabras o situaciones similares. Después de todo, los profanos nunca entendemos al genio.
Evidentemente, Su Eminencia ha olvidado el gigantesco y tal vez irreparable daño producido al derecho penal argentino, merced a la doctrina abolicionista por él sostenida, y por miles seguida y admirada.
Tal vez padezca de una condición que le impida verse como el gran responsable de una dogmática penal argentina absurda y esquizofrénica, donde el victimario es la víctima y la víctima, el victimario.

Muchos me preguntan por qué no lo denuncio penalmente, atento mi condición de fiscal. Creo que, en realidad, necesita un psiquiatra, y de los buenos.


martes, 13 de febrero de 2018

EL PREMIO GUINNESS

Amigos míos, en septiembre del año pasado les comuniqué que con motivo de la demora del gobierno en hacer efectivo un pago de la sentencia a mi favor de la Corte Suprema de Justicia, fechada el 15 de Junio de 1997, recibí muchas adhesiones y una interesante sugerencia de aplicar al premio Guinnes. cosa que realicé y les comuniqué oportunamente. Recibí la siguiente respuesta:

Estimado Silvio Pedro Pizarro:
Nos complace informarle que su solicitud para record mundial de la demora de tiempo en cumplir un fallo del tribunal supremo, la Corte Suprema de Justicia ha sido recibida. Hemos adjuntado los términos y condiciones a este e-mail y recomendamos que los lea antes de su intento de récord. 
Guinness World Records evalúa cada solicitud que recibe con mucha atención. Antes de aceptar o rechazar una nueva propuesta, siempre llevar a cabo una investigación sobre el tema.
Debido al alto volumen de solicitudes que recibimos, toma alrededor de 12 semanas para procesar una solicitud. Le contactaremos cuando hemos revisado su solicitud.
Si su solicitud es exitosa, le mandaremos el récord actual o mínimo a batir, el reglamento que debe seguir y los detalles de las evidencias que debe compilar. En el caso de que su solicitud no sea aceptada, trataremos de sugerir récords alternativos que existen en nuestra base de datos. Tenga presente que solo aceptamos un pequeño porcentaje de nuevos récords
Muchas gracias por su interés en Guinness World Records.
Saludos,
Records Management Team
Guinness World Records

Como les anticipé, la decisión de llevar a cabo este propósito fue más que todo como una distracción humorística y con la intención de que su divulgación periodística y en las redes sociales fuera una causa de fastidio y preocupación para Anses.
La intención de aquellos días, quedó en eso. pues me informaron de Guinness que no podían aceptar la propuesta, en los siguientes términos:
Estimado/a Silvio Pedro Pizarro
Gracias por su enviarnos los detalles de su propuesta de récord 'record mundial de la demora de tiempo en cumplir un fallo del tribunal supremo, la Corte Suprema de Justicia'.
Tras revisar su solicitud con el equipo de investigación de récords, lamentamos informarle que no podemos aceptar su propuesta como un título de Guinness World Records. Gracias por su interés en nosotros. Saludos,
Records Managament Team
Guinnes World Records
.
Comprendo perfectamente la decisión tomada por esta institución, que es la principal autoridad internacional en  la verificación de distintos records mundiales, conocida hasta el año 2000 como El Libro de Guinness.
Su actividad desacansa en el reconocimiento de hechos extravagantes medidos en peso, cantidad, largo, altura, etc, Así vemos la verificación de la salchicha más larga del mundo, la pizza más grande, el hombre más pesado, la cantidad de nadadores flotando al mismo tiempo en el mar, el edificio o torre más alto del mundo, y otras rarezas. 
Igualmente, quedo agradecido por la atenta consideración a mi pedido y las respuestas brindadas, que desde ya estimo correctas e imparciales.
Sin embargo, es interesante señalar que de haber  efectuado la solicitud bajo otra modalidad, el resultado podría haber sido distinto. Imaginen que hubiera aplicado al record mundial de la paciencia, emulando al famoso patriarca bíblico Job, con la foto de mi cabellera de dos metros de largo en la espera de veinte años para el cumplimiento de la sentencia judicial. Seguramente, me hubieran otorgado el Guinness por el largo de mi pelo antes que por el largo de mi espera.
De todos modos estoy muy reconocido por el apoyo y la adhesión ingresados de mis amigos y familiares, en especial de dos de ellos que desde lejanas tierras, me expresaron su total identificación con mis propósitos en la defensa de la justicia de los jubilados, y en cálidas palabras me decían que el premio al que yo debía aplicar no era el Guinness, sino el de la perseverancia y el de la constancia de mi lucha contra Anses. 
Como colofón a este finalizado episodio, me permito comunicarles que todavía sigo a la paciente espera, y llegando a los 21 años, pero con mayor ánimo de lucha.

sábado, 10 de febrero de 2018

HÉROES NACIONALES


MILES DE JUBILACIONES A EXTRANJEROS, SILENCIO TOTAL EN EL FORO
Traigo a colación un gravisimo delito que denunciara el año pasado, cometido por la autoridades de Anses que el gobierno ignoró, dada la impunidad de que goza el citado organismo, cueva de ladrones.
No seria de extrañar que se les iniciara proceso a los extranjeros beneficiados y no existiera investigación ni denuncia sobre el director Bossio y sus cuarenta ladrones.

Silvio Pedro Pizarro 
9 de febrero de 2017

¿No sería más justo y correcto anular a Anses, que goza de impunidad por decisión de un presidente captador de votos bajo un convenio espurio, tantas veces denunciado?. Si alguien se atreve a contradecir o negar esta afirmación formulada como interrogante, que lo haga, después de una total inestigación pendiente desde hace más de un año.

Misiones: anulan mil jubilaciones a extranjeros por falta de residencia en el país. Se trata de personas nacidas fuera de la Argentina que no pudieron acreditar los 30 años de permanencia en el país como exige la normativa.
CLARIN.COM

NOTA: Con posterioridad a este artículo fueran descubiertas más de dos mil jubilaciones otorgadas por el organismo que encabeza la corrupción, a bolivianos y peruanos.- Conste que los millones de pesos pagados por Anses mensualmente, salieron de los fondos de los jubilados, ni siquiera tuvieron la delicadeza de afrontar semejante saqueo con dinero del Tesoro Nacional.
Un caso similar de características humorísticas hemos denunciado días pasados, cuando se dictó el procesamiento de los hijos de D´Elía por sus nombramientos en Anses en cargos que no respondían a la exigida idoneidad. Los funcionarios del impoluto organismo que los designaron, bien gracias.
Quisiera que alguien me explicara lo que vengo preguntando desde la época kircnerista hasta la ya iniciada época del cambio. ¿Por qué la impunidad de Anses? No es difícil la respuesta, desde el momento que ambos gobiernos han acudido frecuentemente a ese oasis para apagar su sed electoral a costa de los que menos protestan y menos tienen, aquéllos a los que la experiencia les brindó la posibilidad de vivir en paz con la naturaleza y sus semejantes.
 Algunos de estos días se erigirá un monumento dedicado al los héroes olvidados de nuestra actual Argentina, los Jubilados. Ellos han contribuido con silencio y resignación al financiamiento de gran cantidad de emprendimientos nacionales, nobles muchos de ellos, innecesarios la gran mayoría, y que los gobiernos se los adjudicaron como propios con fines electorales.
Construcción de viviendas, entrega de fondos para evitar los déficit cuantiosos de Aerolíneas Argentinas y el Banco Central, ayuda a las regiones y provincias afectadas por desastres naturales, financiación del Fútbol para Todos, préstamos incobrables al Tesoro Nacional, pago de las jubilaciones sin aporte a los presos de las cárceles del país, pago total e indemnizaciones otorgadas por el gobierno a los terroristas de los 70 y a sus familias, otorgamiento y pago ilegal a miles de extranjeros, paraguayos, bolivianos y peruanos, como jubilados nacionales, pago indebido al fisco de impuesto a las ganancias, saqueos frecuentes del gobierno en sumas siderales, sin explicación ni justificación, sumisa entrega de 100 mil millones de pesos dispuesta por la ley de Previsión y otro tanto en concepto de préstamo, en la misma fecha. A ello se suma la cesión al Ejecutivo de los derechos de aumentos que fueron reducidos por la citada ley. En el epitafio debería leerse : "Levantamos al país  esquilmando a los jubilados".
¿Acaso no son actos heroicos de ancianos que nos supieron brindar su dedicación y trabajo para el engrandecimiento de la nación, sin pedir nada en cambio? No fue en el concepto de cambio que solicitan justicia en su trato y la recuperación de sus haberes. Esa solicitud jamás fue escuchada.











jueves, 8 de febrero de 2018

¿OTRA VEZ LOS JUBILADOS?


Si se avala la actuación de Moreno en el INDEC con la falsificación de la inflación, se provocaría un enorme daño a los jubilados. El costo de esa manipulación para los bonistas, en nueve años, sería de u$s 18.000 millones y el daño a Anses de u$s 14.300 millones.
"La gravedad de un sobreseimiento de Moreno es enorme e instala la posibilidad de un perjuicio irreparable a los jubilados argentinos", escribió el abogado Osvaldo Prato, representante de Consumidores Financieros Asociación Civil, una entidad que a fines de 2015 -con el cambio de gobierno- denunció en la Justicia los cuantiosos daños por la falsificación de la inflación.
La carta data del 6 de octubre de 2017 y fue recibida en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 4, donde trabaja el fiscal Carlos Stornelli, uno de los primeros en investigar la manipulación de las estadísticas en tiempos de Guillermo Moreno.
La carta de Prato fue dirigida a Stornelli en momentos de rumores que indicaban que el juez Rodolfo Canicoba Corral podría sobreseer a Moreno con aval de Mauricio Macri. La actual gestión no quiere sufrir una marea de demandas de bonistas. Tanto es así que en diciembre, Hacienda contestó la demanda de Consumidores Financieros Asociación Civil en la Justicia negando que el Indec haya falsificado estadísticas en tiempos de Moreno.
Así como el gobierno promulgó la mentirosa ley de Reparación Histórica para evitar los juicios de los jubilados y no pagar aquellos sentenciados, en este caso su estrategia consiste en no habilitar denuncias por esta manipulación.
La historia vuelve a repetirse y el gobierno apela nuevamente al sacrificio obligado, no voluntario, de la que repetimos es la clase social más vulnerable del país. Busca lograr la adhesión del Poder Judicial con el argumento de que un aluvión de juicios tornaría angustiosa la situación económica del país.
La causa está desde el 5 de octubre pasado en la Corte Suprema, con fallos negativos en primera y segunda instancia, esperando respuesta sobre si los demandantes constituyen un colectivo legítimo, pero sin debatir la cuestión de fondo, algo que un fallo de Canicoba Corral a favor de Moreno podría acelerar, dijo el comentarista Francisco Jueguen
En definitiva, queda claro que el gobierno tiene sólo por finalidad no pagar ni juicios, ni reajuste de haberes y evitar futuras denuncias judiciales. A ello se suma este nuevo caso de grandes proporciones en que se busca la colaboración del Poder Judicial para que se avale la tramposa y corrupta función de Moreno al frente de INDEC
A tal punto ha llegado la impunidad del mismo gobierno y el trato de descarte que le da al sector de la sociedad ocupado por jubilados, que sus abogados comienzan a insinuar que, dentro del país, la deuda del Gobierno para el Seguro Social no debe ser pagada. Un buen ejemplo para la ciudadanía.

miércoles, 7 de febrero de 2018

CANTÓN EL INFILTRADO


Algo previsto que no llama a sorpresa. El secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón, se halla a la cabeza en cuanto a su patrimonio declarado, de todos los funcionarios provinciales, incluso de la gobernadora María Eugenia Vidal. Declara 34 millones de pesos.
El compañero de Avruj, secretario nacional del mismo cargo, sabe aprovechar muy bien el curro inventado  por los Kirchner y se constituyó por voluntad propia, luego aprobado por la gobernadora, en querellante de todos los juicios de lesa humanidad procesados en la provincia.
Tuvo participación directa en la famosa expresión simbólica de su colega Avruj y sostuvo contra las cifras oficiales publicadas, imponer la cifra de 30.000 desaparecidos con carácter simbólico.
Influyó, por no decir obligó, a la gobernadora para promulgar una escandalosa e insólita ley provincial destinada a reconocer esa cifra en todos los documentos públicos, en forma mandatoria. Un disparate que nadie, ni el periodismo refinado, se atrevió a criticar como  correspondía. Las palabras de Cantón fueron:
"Tenemos que aceptar los 30.000 porque ésa es la posición que plantearon los organismos que eran las personas más cercanas en tiempo y espacio a lo que estaba pasando en ese momento. Punto. No se discute más". Un final verdaderamente democrático.
Pero lo que se cuidó muy bien de aclarar, era de que esa ficticia y mentirosa cifra, convalidaba las indemnizaciones y ayudas dispuestas por ley nacional y los subsidios con que generosamente los países europeos  contribuían, tomando como base los aumentos de desaparecidos que informaban los traficantes organismos humanos. A mayor cantidad, mayores ingresos. Una estafa de alto vuelo que involucraba miles de millones de dólares a desaparecidos que aparecían a cobrar, con el consiguiente porcentaje a los inhumanos organismos y organizaciones de derecho humanos. 
Obviamente, la cantidad de beneficiados y las sumas derrochadas en ese cínico acto legal, jamás fueron informadas por el gobierno actual, a pesar de la transparencia que rige todos sus actos. 
Como agregado siniestro, quizá pocos conozcan que se pagaron y se siguen pagando por Anses según lo reza la misma ley.
Misterios insondables de la política "correcta".
Continuando con el actor principal de este artículo, Santiago Cantón, otro de sus retos a la Casa Rosada fue de que promulgara y publicara el decreto referente a la prisión domiciliaria, sin antes consultar a los organismos competentes de la nación y del extranjero Un funcionario argentino exige al Poder Ejecutivo una previa consulta, en desmedro a su soberanía. Debió ser destituido.
Con respecto al fallo judicial de 25 años de prisión al aviador militar de 90 años de edad, Graffigna, dijo que fue "un paso más de construcción de la República, Aquí equivocó el término, pues debió decir "destrucción". Además, llamó la atención de que al notificar la pena exclamara que "por todo el mundo pude observar la clara aprobación a la medida". ¿De qué mundo hablaría el reciente brote de los derechos humanos que la oficia ahora de querellante?
¿no reparó que fue dictada una sentencia sobre un hecho ocurrido hace 38 años, sobre un anciano, sin pruebas fehacientes de sólo dudosos testigos, con maliciosa omisión de la prescripción y basada en una ley posterior al hecho de la causa?
En los casos que hemos denunciado sobre la intromisión extranjera en nuestro territorio por la CIDH y otros organismos, nos encontramos con que el secretario Cantón declaró oficialmente que la detenida Milagro Sala deberá ser liberada según lo ordena la CIDH y en el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, afirma que es una desaparición forzada por acción de la Gendarmería Nacional, a la cual acusa. Prolífico en su trabajo.
Pero estamos lejos de terminar con su disolvente accionar, que tuvo una condenable impronta en la ciudad de Montevideo en octubre del año pasado, cuando participó activamente de los insultos y amenazas contra los miembros de asociaciones que defendían los derechos y garantías establecidos en la Convención Americana sobre derechos humanos CADH, y terminó con el ataque y la expulsión de los mismos. 
A ello se refirió su dirigente, el doctor Guillermo Jesús Fanego cuando al reclamar por el cercenamiento de la libertad de expresión manifestó que "Funcionarios como el doctor Cantón deberían ceder su lugar a quienes puedan defender los derechos establecidos por la CADH, sin exclusiones. ¿Cantón también considera que Macri es la dictadura?. que Maldonado es un desaparecido forzoso o Sala una  genuina y honesta defensora de los pobres?   
"A Cantón jamás se le escuchó reconocer los derechos de las más de 17.000 víctimas que dejó el terrorismo en nuestra patria, ni las violaciones  jurisdiccionales sufridas por los militares presos políticos en la muerte por goteo a que son destinados.
El respeto al prójimo y el tratamiento igualitario son la base para la construcción de la paz social. que no se logrará con funcionarios como Cantón. que sólo defienden sus intereses ideológicos".
Volviendo al motivo inicial del artículo, es curioso pero nadie cuestiona e investiga el patrimonio millonario de los izquierdistas encaramados al gobierno y a las instituciones, privadas y oficiales, nacionales e internacionales, que invocan la defensa de los derechos humanos, para su propio beneficio y enriquecimiento.